Flores en la tumba de un vasquito


Un joven vasco está por casarse con una chica de Madrid.
Dada su escasa experiencia le pide consejo a su padre:
Oye, padre, cuando me case, ¿que debo hacer?
Mira hijo; debes invitar a todo el pueblo a comer para que vean que
los vascos somos generosos.

A tu mujer tienes que llevarla en un coche de lujo para que vea que
los vascos somos imaginativos.
Despues de la boda, la tienes que invitar a un hotel de cinco
estrellas para que vea que los vascos somos espléndidos.

Cuando esteis en el hotel, debes subirla al cuarto por las
escaleras, en andas y con un solo brazo, para que vea que los
vascos somos fuertes y enérgicos.

Cuando estes frente a la puerta de la habitación, debes entrarla en
brazos para que vea que los vascos somos caballerosos.

Una vez adentro, la depositas suavemente en el lecho para que vea que
los vascos somos sensibles.

La desnudas lentamente, acariciándola, para que vea que los vascos
somos expertos.
Y cuando la tengas desnuda…
¡te masturbas tres veces para que vea que los vascos, ante todo,
somos independientes!!!

2 comentarios

  1. corta el plagio y borra estado citrico que no es tuyo.

  2. ah, dice estado critico.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: